Entrevistas

Eso que decimos que por naturaleza las mujeres somos más dulces, estamos preparadas para la maternidad es una construcción social: Patricia Castro

 

El término sexismo se utiliza en las Ciencias Sociales para nombrar el conjunto de actitudes, comportamientos y valores que introducen la desigualdad  y la gerarquización en el trato entre mujeres y hombres.

Y cómo se transmite el sexismo.  Este conjunto de actitudes, valores y creencias se han construido alrededor de diferencias biológicas entre hombres y mujeres estableciendo el modelo de lo que se considera femenino y masculino y creando una relación de poder de lo masculino sobre lo femenino, en términos generales, el sexismo es aprendido a lo largo de la vida de cada una de las personas.

Para abordar el tema Sexismo se ha invitado a la Licenciada Patricia Castro, quien desde el 2004, hasta el primer trimestre del 2009 coordinó el área de Educación del Centro de Estudios de Género..  En la actualidad, es docente e investigadora en el Instituto de Estudios Históricos, Antropológico y Arqueológico de la UES.

 

¿Qué podemos entender de manera general sobre sexismo?

Es un prejuicio basado en el sexo, el peligro del sexismo está tan marcado en nuestra cotidianidad que ni siquiera lo notamos, el sexismo al ser un prejuicio basado en el sexo lo que hace es que aprendamos a tener pautas de cómo ser mujeres y cómo ser hombres, lo cual se traduce en nuestra cotidianidad en que los hombres tienen más ventajas y tienen otras posiciones con respecto a las mujeres.

Un aspecto que hay que señalar con relación al sexismo es que se transmite en todos los niveles todos los días y como lo vemos todos los días, damos por hechos que todas las imágenes que vemos todos los días de hombres y mujeres, es lo correcto.

Antes de nacer hay una gran expectativa si es niña o niño y a partir de ahí nos van educando para responder a lo que la sociedad tiene claro de lo que significa ser hombre o ser mujer.

 

En qué año surge el significado de sexismo

Yo no me atrevería a decir la fecha exacta, pero la categoría de sexo-género ha puesto sobre la mesa de discusión que las actitudes de mujer y hombre son una cuestión cultural, ya que hemos aprendido a ser mujer o a ser hombre y no es una cuestión biológica.  Eso que decimos que por naturaleza las mujeres somos más dulces, estamos preparadas para la maternidad es una construcción social, eso que los hombres son los proveedores, y son más fuertes también es parte de la construcción social y al ser una construcción social e incorporar esta categoría de sexo-género en las ciencias sociales permite hacer investigaciones que muestran que no hay que biologizar nuestras actitudes y dejan claro que es una construcción social y que toda construcción se puede deconstruir.

 

Podemos decir que la forma de cómo nos desarrollamos cotidianamente podría influir a que se dé el sexismo

Si definitivamente, ya que cuando hablamos si nos percatemos detenidamente, las palabras que empleamos para referirnos al general de la población la mayoría son en masculino porque en casa, iglesia y escuela nos enseñaron a hablar en masculino y como un lenguaje universal. Tomando en cuenta que las mujeres somos la mitad de la población, es necesario que nos nombremos las mujeres, además, lo que no se nombra, no existe.

 

Siempre cuando hay reuniones entre hombres y mujeres el saludo es en masculino y las mujeres no dicen nada, pero cuando la mayoría son mujeres y se hace el saludo en femenino, los pocos hombres que están presentes protestan y dicen y nosotros…

Eso es algo bien importante, yo he aprendido a no pelearme porque cuando se habla de género ellos dicen si es género es de los dos.  Hay mucha gente que se pelea porque dicen que cuando se hacen actividades solo es para mujeres y no para hombres y sobre todo ellos consideran que se les excluye, y yo no creo que se trata de excluir a los hombres,  lo que pasa es que cuando se analizan las situaciones sexistas que existen en los diferentes ámbitos de lo que se trata es de potenciar a las mujeres y esto no es una guerra de sexo, sino que por el contrario, se busca que las mujeres se sientan convocadas y tocadas a poder hablar de sus situaciones y se sientan apoyadas de sus intereses no es que se esté invisibilizando a los hombres.

 

Con el sexismo, qué tipo de discriminación sufren las mujeres

Los piropos por ejemplo mamacitas, muchachitas., etc.  O cuando te hacen un favor y sobre todo eso cuando ellos dicen es que las mujeres no les gustan que les ayudemos y una cosa es la amabilidad y la otra es cuando te lo quieren hacer por hacerte sentirme que como mujer no podes hacerlo.

También hay discriminación cuando en la escuela una niña no puede jugar fútbol “porque ella juega eso, más parece niño que niña”, es lo que le dicen y en la casa cuando un bebé llora es lógico que se tienen que levantar a ver que pasa y por lo general lo hace la mujer y no el hombre cuando ambos tienen que velar por la niña o el niño.

 

Cómo se puede empezar a evitar el sexismo

Bueno la verdad es que es  una tarea bien grande de ambos y yo creo que las personas que ya conocemos sobre esto es nuestra  tarea de comentar, hablar educar y realizar debates con las personas.

Y bueno cómo evitarlo.  Se pueden hacer un montón de cosas y la tarea es enorme se puede por ejemplo desde las casas el compartir las tareas domésticas, el que las niñas sientan que la labor doméstica de las casas no es solo de la madre y de las niñas abre la mente a que los niños también son parte de la casa.

Si empezamos a fijarnos en todos esos detalles creo que podemos empezar a hacer cambios y las mujeres también  debemos empezar a dejar en manos de los hombres las tareas que siempre fueron asignas a nosotras.  Cómo es posible que un hombre no pueda cocinar algo si es una cuestión de sobrevivencia. 

La escuela es un espacio maravilloso para hacer esos cambios.  Si empiezas a analizar, desde la parvularia se trasmiten valores sexistas, por ejemplo, a través de los cuentos , a todas y todos en algún momento nos leyeron un cuento, el cual ha sido quizás el primer contacto con la literatura y qué nos enseña el cuento que ella es la pobre y él, el príncipe que llega y la rescata.  Entonces qué nos enseñaron desde chiquitas, que tenemos que esperar un príncipe y además de que nos salve y que sea guapo que tenga dinero o sea, nos enseñan a ser sumisas a intentar ser bonitas, a gustar a los demás, etc.

 

A nivel universitario, cómo podemos evitar el sexismo

Yo en mi grupo de clase les dejo tareas de llevar piropos y analizar cuentos.  Fue súper importante e interesante el escuchar que los mismos muchachos decían ellos nunca habían pensado que el piropo fuera algo que ofendiera a las mujeres, ya que ellos lo decían como una forma de galantía, pero nunca se pusieron a pensar que las mujeres se sentían ofendidas o agredidas muchas veces.

Cuando revisas los contenidos de los programas,  en principio, no hay ninguna cuestión sexista pero al momento de revisar las actitudes te das cuenta que hay un alto grado de sexismo.  Es importante también, revisar el lenguaje con los que están escritos los libros, las imágenes que tienen los libros, la forma de cómo los docentes y las docentes imparten las clases ya que siempre se refieren a masculino y es evidente que las mujeres necesitamos que nos nombren.

Y lo primero que creo es que no tenes que pelear con la gente eso es un desgaste como por ejemplo ellos te dicen en el lenguaje el teléfono entonces yo tengo que decir  la teléfono, y siempre nos hacen ese tipo de bromas.  Las clases por ejemplo son un espacio que te permiten reflexionar y hacer otras tareas de manera distinta de cómo se habla y cómo visibiliza a la mujer, no pelear con las personas y hay que hacer ver que las mujeres y los hombres tenemos que estar en las mismas condiciones y tener las mismas oportunidades para destacarnos.

 

 

 

 

 

 

Información adicional