Investigación

“La falta de procesos sistemáticos institucionales, limita la  incorporación del enfoque de género en la currícula universitaria”

 

Por: Noemí Velasco, Karla Giselle Avendaño y Flor Castro Mejía

 

A finales del año  2010,  después que se desarrollaron los diplomados “Gestión Municipal con Enfoque de Género” y “Género y Desarrollo” el primero respectivamente facilitado por ANDRYSAS y el segundo por Las Dignas ambos en coordinación con el Centro de Estudios de Género de la UES (CEG-UES), se diseñó desde el  área de Educación, Capacitación y Sensibilización del CEG-UES (1), el proyecto “conciencia crítica en el estudiantado de la Universidad de El  Salvador, como una estrategia académica para lograr la Equidad de Género en la Educación Superior” .

 

Este proyecto fue retomado en el primer trimestre del 2011, con el apoyo del estudiantado en servicio social como Mariely Carolina Figueroa, María del Carmen García, Beatriz Margarita Ramos, Xiomara Elizabeth Ticas y Flor de María Panameño, estudiantes de la Licenciaturas en Educación; Esmeralda Márquez, estudiante de la Licenciatura de Psicología y Karla Gisselle Aquino Avendaño y Flor de María Castro Mejía, estudiantes de la Licenciatura en Ciencias Sociales.

 

El objetivo es diagnosticar en la comunidad universitaria, las acciones que se han realizado en aras de la incorporación del enfoque de género en la curricula universitaria y  documentar los conocimientos y percepciones del estudiantado sobre el trabajo institucional que ha  realizado el CEG-UES.

 

Mientras que los objetivos específicos, identificar las percepciones  del estudiantado universitario sobre el trabajo que realiza el CEG-UES en la comunidad universitaria; identificar a las y los protagonistas del sector docente y administrativo de la comunidad universitaria que están realizando acciones encaminadas a la incorporación del enfoque de género en la curricula académica o como eje transversal en sus actividades institucionales y diseñar una propuesta académica inclusiva que brinde lineamientos generales de cómo trabajar con aliadas y aliados, identificados en el diagnostico para fomentar una educación superior inclusiva.

 

Para el desarrollo del proyecto se han diseñado dos instrumentos de recolección de información. El primer instrumento, ya ha sido aplicado al sector  estudiantil (2) con cinco preguntas; tres para indagar qué conocen del trabajo que realiza el CEG-UES y dos preguntas de opinión sobre temas y actividades de interés relacionados al tema en estudio.

 

El segundo instrumento está dirigido al sector docente a manera de entrevista semiestructurada (3) que pretende indagar sobre sus inicios en el tema de enfoque de género, acciones desarrolladas con el sector estudiantil (4), experiencias desde las cátedras, propuestas para un programa psicoeducativo y sugerencias para el CEG-UES.

 

Resultados preliminares del sectorestudiantil Se han aplicado 736 boletas de investigación al sector estudiantil.

 

Los primeros resultados arrojan que la población estudiantil está  interesada en conocer temas sobre (de mayor a menor interés por hombres y mujeres), equidad e igualdad de género (5), acoso sexual (6), derechos y deberes de mujeres y hombres (institucional, nacional e internacional) (7), educación sexual (8), prevención y tipos de violencia (9).

 

Aunque en menor grado de interés, también aparecen los temas acceso y oportunidades laborales, acceso y participación política de las mujeres, información y divulgación del CEG-UES, discriminación, potenciar capacidades y habilidades para la vida (autoestima, relaciones interpersonales, estrés, personalidad, manejo de conflictos, y otros), femineidades y masculinidades, diversidad sexual, género y arte e investigación con enfoque de género, lo cual servirá de insumo para implementar estrategias de equidad desde las voces del sector estudiantil.

 

Resultados del sector docente

Los primeros resultados arrojan que las experiencias y conocimientos previos en el tema de género les han permitido transformar los procesos educativos en las diferentes cátedras con las que trabajan, llegando a incluir como parte de sus programas académicos, lecturas

Flor Castro Mejía (servicio social) de mujeres escritoras con  temas de género y la incidencia desde el feminismo.

 

Motivando con ello, a la toma de conciencia sobre las condiciones y situaciones de las mujeres en la sociedad, partiendo de la realidad universitaria, lo que a su vez promueve

el cuestionamiento ¿cómo las mujeres sufren discriminación y violencia? De acuerdo al sector docente, la falta de procesos sistemáticos institucionales, como programas de educación sobre temas de género, limita la articulación y participación del sector docente y estudiantil  para el logro de la  incorporación del enfoque de género en la curricula universitaria.

 

Este sector concuerda que es más fácil inculcar  al estudiantado con  ONG´S, que con  programas institucionales.  Aún cuando hay esfuerzos desde el Centro de Estudios de Género de la UES y las diferentes facultades, las y los docentes concuerdan que estos

no llegan a institucionalizarse con la efectividad que se espera.

 

Aún así, hay cambios en el estudiantado, como por ejemplo el uso de un lenguaje más inclusivo, cambios de actitud y mayor apertura e interés para investigar temas desde un

enfoque de género.

 

Conclusiones

La Universidad de El Salvador, cuenta desde el 2007 con una Política de Equidad de Género, la cual  establece lineamientos precisos para la institucionalización de la perspectiva de género en las actividades académicas, investigativas y de proyección social. Pero estas estrategias no serán posibles si desde los organismos tomadores de decisiones universitarios no hay una apuesta real y sustantiva por el quehacer académico de los estudios de género.

 

Otorgarle el lugar de ente rector de Políticas Públicas con Equidad al Centro de Estudios de Género, es primordial, iniciando desde el organigrama institucional, hasta llegar a que se le otorgue un presupuesto justo y adecuado para el desarrollo de sus funciones. 

 

La necesidad de conformar redes a nivel académico, administrativo y estudiantil es reafirmada con esta investigación, la articulación de estos sectores  permitirá el fortalecimiento y la generación de capacidades para lograr cambios estructurales a nivel institucional en relación a la condición y posición de  mujeres y hombres en la realidad universitaria.

 

De ahí que es necesario, establecer acciones con sectores estratégicos de la Universidad para la incorporación del enfoque de género, en las actividades académicas y administrativas que logren impactar en todos los nivel desde las autoridades universitarias, puestos de dirección  administrativa y académica e investigación para la institucionalizar el enfoque de género en la curricula académica de la Educación Superior.

 

Referencias Bibliográfcas

(1)Centro de Estudios de Género de la Universidad de El Salvador (CEG-UES), es el ente rector institucional de la aplicación de la Política de Equidad de Género de la Universidad de El Salvador  (PEG-UES).

(2) Dicho instrumento se aplico bajo los siguientes criterios: 50 boletas por facultad en el campus central, y 100 en cada una de las facultades multidisciplinarias, utilizando la técnica de investigación al azar en ambos sexos.

(3)  Para el caso del sector docente se utilizaron criterios específicos como poseer una trayectoria reconocida en el tema de género, haber participado en el diplomado: “Género y Educación”  y “Curso Superior de Investigación, además tener  interés por conocer del tema  de Género y aceptar la entrevista planteada por el equipo de investigadoras para esta investigación.

(4) 393 mujeres, 335 hombres y 8 personas que no definieron sexo.

(5) En 11 facultades en el caso de las mujeres y en 12 facultades para el caso de los hombres.

(6) En 10 facultades para el caso de las mujeres y 6 en facultades en el caso de los hombres.

(7) En 9 facultades para el caso de las mujeres y 8 en facultades para el caso de los hombres.

(8) En 6 facultades para el caso de las mujeres y 7 en facultades para el caso de los hombres.

(9) En 8 facultades para el caso de las mujeres y en 3 en facultades para el caso de los hombres.

 

 

 

Información adicional