Tema del mes

Desaprendiendo, es un espacio para construir nuevas relaciones entre mujeres y hombres


Por: Evelyn Patricia Dubón

Investigadora de Vicerrectoría Académica Coordinadora del Proyecto Investigando y Desaprendiendo en Género

 

Desde el área de investigación del Centro de Estudios de Género de la Universidad de El Salvador (CEG-UES), se apertura en el 2009 el espacio “Investigando y Desaprendiendo en Género”, dirigido al estudiantado de la Universidad de El Salvador.

 

El proyecto surge de las inquietudes investigativas y educativas de las estudiantes Jenny Domínguez y Patricia Barahona, egresadas de la Licenciatura en Sociología de la UES. Posteriormente se han sumado otras estudiantes de las Licenciaturas en Sociología y Educación, quienes también se han interesado en conocer, comprender, descubrir, elaborar y reinventar nuevos referentes teóricos desde sus realidades, experiencias y prácticas sociales.

 

Luego de varias reuniones de escuchar sus inquietudes y sus propuestas de trabajo, se abrió la posibilidad de romper con los paradigmas de la investigación tradicional y colocarnos unos lentes de género, para descubrir en la cotidianidad nuevos métodos para abordar una realidad determinada, que permita romper con los espacios de construcción vertical, rígidos e inflexibles que no nos permite desarrollar nuevas formas de comunicación y de relaciones entre mujeres y hombres.

 

De estas inquietudes surge la idea de revisar los diferentes paradigmas de investigación como el positivista (cuantitativo) y el hipotético-deductivo, interpretativo o de comprensión llamados también cualitativo o hipotético-inductivo.

 

Finalizado el estudio, se opta por utilizar el paradigma critico-reflexivo y propositivo, en donde se utiliza la investigación temática y la lógica del descubrimiento.

 

El anterior análisis fue muy rico e importante, porque en las Universidades Públicas de Centroamérica y América Latina se ha priorizado en utilizar el paradigma positivista.

 

No se niega su aporte en el espacio y el tiempo a nivel de teoría y de investigación, pero hoy se hacen necesarios nuevos modelos de investigación que tomen en cuenta otros paradigmas con nuevos métodos de investigación, sin descalificar a ninguno pues han respondido a su época.

 

En esta nueva transición del conocimiento es necesario abrir el camino y correr al encuentro de un objeto convertido en sujeta o sujeto de estudio, que tome en cuenta el paradigma interpretativo y el crítico reflexivo.

 

Este paradigma ha transitado en el espacio y el tiempo del contexto de la subjetividad cumpliendo esa norma de objetividad que tanto ha sido discutida, pues entre más cerca se está del la sujeta o sujeto en su subjetividad y su contexto, más objetivo es el problema de estudio.

 

El reto en este nuevo siglo XXI, es transformar la Universidad Pública, en espacio de investigación que genere una visión teórica y práctica de la investigación, desde una visión de totalidad en donde se encuentren todos los elementos integrados dentro de la realidad universitaria, en este sentido necesitamos investigar desde otros paradigmas.

 

Esta es la nueva discusión y de eso se trata en este momento al crear estos espacios de reflexión y de encuentro para desde ahí, investigar la realidad cotidiana de las y los estudiantes dentro de su contexto universitario.

 

En qué consiste este proyecto, en desaprender la sociabilización de género en que hemos sido formados, a través de la creación de redes de investigación que promuevan la creatividad y la inventiva del estudiantado en la UES. Este proyecto es una acción conjunta del Centro de Estudios de Género de la Universidad de El Salvador y Vicerrectoría Académica de la Universidad de El Salvador.

 

Pero ¿qué significa desaprender?

Significa lograr una descodifcación de una cultura de género, aprendida por más de quinientos años, significa desaprender lo aprendido, la tarea será trabajar en una deconstrucción en la relaciones entre hombres y mujeres, para llevarlas a una reconstrucción desde una nueva visión de las relaciones de poder, entre mujeres y hombres.

 

La idea con éste espacio, es innovar con teorías, métodos y técnicas que promuevan una metodología Innovadora y participativa: La investigación temática, utilizando la técnica del diálogo entre sujeta y sujeto, lo cual promoverá la participación de ellas y ellos desde una perspectiva horizontal, donde las personas participantes se conviertan en atores y sujetos de sus acciones y que incorporen y aplique el Enfoque de Género en su cotidianidad.

 

El reto es muy grande, ya que se busca además, fortalecer las relaciones entre mujeres y hombres dentro de su ambiente como estudiantes, docentes y sector investigativo que buscan construir con igualdad y equidad pasos necesarios para institucionalizar una cultura de género, construida dentro de la comunidad universitaria y que sea visibilizada en el currículo de educación superior pública

Para este esfuerzo tenemos que hacer una inversión social de educación e investigación para reeducarnos y educarnos. No podemos descontextualizarnos pues tenemos que recordar que hemos vivido por siglos en un país que todavía no llega a nación, en donde la construcción social salvadoreña ha sido un modelo dominante hegemónico de hombre y mujer y en sus relaciones interpersonales con características muy especiales del páter, basado en el patriarcado, ubicada ideológicamente en el liberalismo que en nuestro país por mas modernidad y posmodernidad siguen siendo relaciones coloniales.

 

Ante esta problemática de siglos, la función principal será “desaprender de la vida cotidiana desde la UES y desde el medio en donde se convive en las relaciones desiguales entre mujeres y hombres, siendo ésta la problemática que desarrollemos en este espacio para aprender a desaprender desde la vida y práctica diaria, de cada estudiante dentro del recinto académico y fuera de ella, en su familia, colonia u lugares de trabajo.

 

El círculo coordinador

Si analizamos la Educación Superior Pública, en donde la función fundamental es formar y desarrollar competencias, por supuesto desde la lógica del mercado pero la Universidad no es solo eso, necesitamos tener una fundamentación teórica y práctica desde una visión ética y moral de desarrollo humano en toda la comunidad universitaria para ser un ente de desarrollo a nivel laboral y de tecnificación e investigación desde una visión integral y de la totalidad, dicotómico pero con una visión de integración de todos sus elementos.

 

Después de este proceso, el estudiantado que ha participado de los talleres junto al círculo coordinador formaran los círculos de investigación, para realizar el diagnóstico sobre la condición y posición de las mujeres y hombres estudiantes en las diferentes facultades que están participando en estos talleres.

 

En la actualidad las y los estudiantes que están en los talleres son estudiantes de la Facultad de Ciencias y Humanidades. De este diagnóstico se partirá para realizar diferentes investigaciones con el método de la investigación temática desde la perspectiva de género en la Universidad de El Salvador.

 

Algunas valoraciones de las y los jóvenes participantes nos indican que vamos por un buen camino, sabiendo que esto exige una dedicación e inversión de corto, mediano y largo plazo.

Jenny Domínguez, egresada de la Licenciatura en Sociología y una de las pioneras del Proyecto, considera que “ha sido y es una experiencia enriquecedora, en cuanto que se valoran los conocimientos de las personas y se intenta llegar más allá de lo que nos ha permitido históricamente nuestra educación, es una apertura a la creatividad, a la innovación y a involucrar el pensamiento crítico”.

Ana Isela Rodríguez, agrega “éste proyecto desaprendiendo en Género me ha ayudado a ampliar más mis conocimientos y poder aplicarlos a la realidad, así como a entender y comprender nuestros propios estudios, me ha ayudado además, a relacionarme mejor con mis compañeras y compañeros y a conocer más los métodos de investigación”.

 

El círculo coordinador está formado por las estudiantes Ana Mercedes Ramos Mejía; Ana Isela Romero Rodríguez; Kely Jamileth Mejía Martínez; Jenny Lizbeth Domínguez Rivas, Patricia Barahona y Kriscia Yuridia Ramírez.

 

La formación de la coordinación tiene varios momentos, una vez concluido el primero, se han iniciado los talleres de formación sobre métodos de investigación, género y filosofía de la descolonización de las Universidades Públicas, con otras y otros estudiantes, a fin de establecer una filosofía de identidad en el estudiantado de las y los miembros de la comunidad universitaria.

 

¿Qué beneficios considera que trae, desaprender en género?

Norma Ramos

“Trae benefcios porque los conocimientos que una tiene sobre los conceptos de mujer y hombres son muy diferentes a lo que se nos ha enseñado en este espacio, ya que la cultura en que vivimos nos enseñado que la mujer es sumisa y el hombre el fuerte, lo cual hemos aprendido que no es así y que todas y todos tenemos iguales derechos sin discriminar a nadie, sobre todo a las mujeres”.

 

Dixida Rodríguez

“Me ha gustado este espacio porque considero que uno de los beneficios que trae es prender como mujeres a que tenemos derechos igual que los hombres a acceder a un salario digno por ejemplo y este espacio e interesante porque nos dará herramientas que posteriormente podremos aplicar en nuestro quehacer como estudiantes, hijas, trabajadoras, etc.”.

 

Tania Romero

“La Universidad está abriendo un campo para que como sector estudiantil conozcamos sobre el tema, porque aunque el Centro de Estudios de Género ya tiene varios años, yo nunca había tenido la oportunidad de estar en un espacio como este, donde estoy aprendiendo por primera vez a deconstruir mi pensamiento y forma de actuar”.

 

Maribel Romero

“Estos espacios son importantes porque nos ayudarán a tener nuevas herramientas en nuestro quehacer como profesionales, ya que espero poder aplicarlo no solo en mi vida personal, sino también en mi trabajo. La idea en primera instancia es aprender a decontruir los tabúes y paradigmas que la sociedad ha ido reproduciendo”.

 

Mercedes Ramos

Partiendo que desaprender es reconstruir lo aprendido y volver a construir otro comportamiento y lenguaje como primera instancia, considero que trae muchos beneficios porque una aprende cosas que antes lo veíamos como natural, pero con este espacio una se da cuenta que hay muchas cosas que no son naturales, sino algo social y cultural, que por supuesto se puede cambiar.

 

Vea el Cuaderno Pedagógico No. 2:  

 

 

Información adicional